Un viaje a lo más profundo de cómo funciona la industria de la producción musical

La mayoría de las personas del mundo tienen una afinidad con algún tipo de música, siempre hay
una nota, o un solo de algún instrumento que despierte en nosotros alguna emoción. Sea algo que
tenemos profundamente guardado y que las notas que se describen lo despiertan, o simplemente
la alegría que puede producir digamos unas notas de bossa nova brasileña. Indistintamente de
gustos o formas de ver la música, no existen muchas personas que puedan negar su influencia en
su vida en algún que otro aspecto.

Claro que todo esto no sería posible si no existiese atrás un equipo de personas que se dediquen,
casi en gran medida como el encargado de una obra en construcción, a realizar las fundaciones en
las que crecerá la carrera de cualquier músico. Y no es un arte que se puede realizar sin los
conocimientos previos, ya que se debe saber de música para comenzar, pero también de
producción de sonido, la naturaleza de los instrumentos y hasta cuáles voces serán más
compatibles con qué instrumentos.

Ni hablar del armado de una banda, en la que le productor debe ser el nexo no sólo entre los
compañeros que muchas veces vienen ensayando juntos hace años, pero que otras veces
aparecen en escena como parte de algo recién incorporado. Y todos sabemos la cantidad de
problemas que suele haber entre miembros de una banda una vez el éxito empieza a despegar,
por lo que la tarea del productor muchas veces también implica recursos humanos.

El futuro de la música

En los últimos años se está viviendo una verdadera revolución en la música, que permite tanto
aprender a realizar producción musical a través de un curso online, así como aprender a tocar un
instrumento de la misma manera. Pero además, las facilidades que brindan las distintas
plataformas online no sólo de carga de canciones, pero sino también de edición de sonido en la
nube, son ventajas que hacen muchísimo más fácil el trabajo de un productor, así como el costo
de llevar adelante un disco.

Se trata sin dudas de un gran momento para todo aquel artista que esté buscando encontrar su
golpe de éxito, ya que millones de personas pueden escuchar su material en cuestión de
segundos. Y si su tema es un éxito, incluso los réditos pueden llegar mucho antes que lo que
tuvieron que pasar todas aquellas bandas famosas de antaño, luchando con discográficas
opresivas así como los costos de llevar adelante un disco (de forma analógica) con todo lo que eso
implicaba.

Es por eso quizás que es uno de los momentos en la industria de la producción musical, en el que
casi a diario aparecen nuevas bandas o artistas destacados. Es una cuestión estadística, ya que
cada vez más personas se suman a esta tendencia, realizando la producción de canciones que de

otra forma, o en otro momento de la historia hubiese sido imposible, en gran medida por una
cuestión de costos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *