Lactancia Materna en PANDEMIA

En consideración al “Año de Acción de la Nutrición para el Crecimiento”, es importante
realizar una reflexión y un llamado al fomento de la lactancia materna, siendo ésta el
pilar fundamental para permitir un desarrollo natural y una vía segura para disminuir la
problemática de obesidad presente en nuestro país, respaldada por múltiple evidencia
a nivel internacional.

Se hace necesario respaldar y felicitar a las y los profesionales de la salud a nivel
primario que dedican gran parte de su trabajo en el fomento y propiciación de la
alimentación por lactancia materna, quienes han comprendido la importancia para
nuestros niños y los beneficios tanto en defensas como en el fomento del apego y
regulación de la nutrición en el binomio madre e hijo.

Considerando el llamado que realiza UNICEF en cuanto al fomento de la lactancia
materna y en referencia a los llamados del comercio respecto a que la alimentación
artificial sería más segura en medio de esta pandemia debido al SARS-COV2, la
Organización Mundial de la Salud nos recuerda que ningún sucedáneo puede
reemplazar la lactancia materna, aspecto en lo que estoy completamente de acuerdo.
Por otro lado, el vínculo que se desarrolla entre la madre y el bebé es único; desde la
mirada de un enfermero, este vínculo es único e irreemplazable, permite una
comunicación íntima indisoluble e intransferible, envidiable para todos quienes somos
hombres, ya que por naturaleza nunca podremos desarrollar ese vínculo, el cual sólo
puede ser semejante pero nunca igualado.

La lactancia materna es un don que, desde el principio de los tiempos, ha permitido el
desarrollo de la sociedad y es nuestra misión transformarlo y mantenerlo como el pilar
fundamental al inicio de la vida en la alimentación y vínculo de un hijo o hija con su
madre. Nosotros, los profesionales de la salud, estamos llamados a defender, cuidar y
fomentar en nuestras usuarias de la atención pública y privada, buscar los escenarios
propicios para que las empresas permitan generar instancias de protección y fomento
en sus espacios para que las madres puedan amamantar a sus hijos, ya sean
trabajadoras o estudiantes.

Juan Francisco Oliva
Jefe de carrera de Enfermería
Universidad de Concepción Los Ángeles
Magister en Enfermería
Miembro del Colegio de Enfermeras de Chile A.G.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *