La vida después de ser intubado: relato de angelino que superó el Covid-19

Alexis Iturriaga (43) es enfermero y supervisor de urgencias del Hospital Víctor Ríos Ruiz de Los Ángeles, en diciembre del 2020, su vida cambió tras contagiarse de coronavirus, lo que lo llevó a estar 11 días intubado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del recinto.

Iturriaga, comentó que el virus lo contrajo de una manera muy poco usual:

“Me contagié a través de los mismos papeles y archivos que tenía en mi escritorio. Como todo proceso administrativo requiere de lectura de documentos e informes, firmas, etc. Por lo tanto, en algún momento me descuidé, por el simple hecho de tocar mi rostro o mis ojos” … “Hay estudios que comprueban que el virus vive mucho más tiempo en superficies como el papel, por lo mismo es fundamental mantener el constante lavado de manos”.

Días después el escenario se complicó. La tos, cefalea, dificultad para respirar y dolor muscular alertó a su esposa Consuelo Valencia, quien detectó lo que se venía y lo llevó a Urgencias. “Me despedí de mi señora en la entrada de urgencias del hospital, sabía que una posibilidad era no volver a ver a mi familia, fue un momento muy duro. Luego me evaluaron y fui hospitalizado”, relató el enfermero.

Tras su ingreso al hospital, Iturriaga no recuerda mucho, su estado era grave y los recuerdos de once días recibiendo ayuda para respirar fueron borrados de su memoria.

“La verdad me gustaría contar mi experiencia, pero no la recuerdo. Solo sé que entré al hospital, y desperté 11 días después, un 23 de diciembre, muy confundido por todas las drogas que recibí”, añade Iturriaga.

Tras su experiencia, el profesional comenta lo compleja que puede llegar a ser la recuperación, ya que son meses de trabajo, ejercicios, cuidados de su familia, terapias psicológicas, paciencia y perseverancia lo que logra una recuperación total.

“Después de esto cuesta ajustarse, pero se puede lograr, afortunadamente no quedé con secuelas pulmonares, pero si se me hizo complejo coordinarme, conciliar las horas de sueño, tuve problemas motores, noches de insomnio, etc.” … “Agradezco a todos quienes se dieron el tiempo de estar conmigo apoyándome y acompañando a mi familia, sus oraciones y energías influyeron en este proceso que aún no termina”.

El profesional, concluyó la entrevista agradeciendo a todo el personal de la UCI Covid del Hospital de Los Ángeles, en donde destacó la labor de kinesiólogos, enfermeros, médicos y auxiliares de servicio, asegurando que se desviven por hacer su mejor trabajo y continuar salvando a tantas vidas como la de él.

“No tan solo aplausos para ellos, lo mejor que les podemos entregar en forma de agradecimiento es cuidarnos”.

 

Revisa la entrevista completa aquí:

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *