Fase 2: nuevos desafíos

Como ya es sabido por todos, el sábado recién pasado Los Ángeles retrocedió en el plan paso a paso a Fase 2. Información sobre lo que se debe hacer o no, hay de sobra en las redes sociales y medios de comunicación. A raíz de esto último, intentaremos explicar el porqué de este retroceso y las medidas que debemos adoptar entre todos para evitar retroceder aún más y llegar a una cuarentena total.

Para entender mejor la cuarentena territorial, y ciñéndonos a las definiciones entregadas por el Ministerio de Salud, esto corresponde a zonas en que se prohíbe la libre circulación de personas con el fin de evitar la transmisión comunitaria y expansión del virus. Esta estrategia, también conocida como “cuarentena dinámica”, apela a la educación y solidaridad de cada uno de nosotros.

Actualmente, la duración de las cuarentenas se define según el período de incubación de la enfermedad que, para el COVID-19, la OMS lo ha establecido en 14 días. Sin embargo, para que esta estrategia tenga efecto debe ser de al menos 2 periodos de incubación de la enfermedad; o sea, 28 días. Con esto, se espera que disminuya el numero de casos nuevos, se reduzca la cantidad de casos activos; es decir, personas con diagnóstico positivo confirmado y que tienen la capacidad de infectar a otros y, por supuesto se recupere, por así decirlo, la capacidad de respuesta de nuestro sistema hospitalario, especialmente en la ocupación de camas críticas.

Entonces, ¿a qué nos debemos comprometer cada uno de nosotros para evitar seguir retrocediendo? Primero que todo, a respetar las restricciones de movimiento establecidas por la autoridad sanitaria. Luego, pero no menos importante, es hacernos aún más conscientes de todos nuestros movimientos ¿Qué significa esto?, pensar y actuar con una mirada preventiva: si utilizaba mascarilla durante todo el día, ahora ponga especial atención en que ésta cubra completamente su nariz y boca, no la use bajo el mentón ni se la saque para hablar por teléfono, intente no tocarla y, si lo va a hacer, higienice sus manos posterior a ello con alcohol gel; si va a usar locomoción colectiva o estará en un lugar donde haya mucha concurrencia de personas use protección ocular, la mucosa de los ojos es una puerta de entrada muy sensible al coronavirus; mantenga la distancia física de al menos un metro y medio; programe con anticipación sus salidas a comprar para que traiga, de una vez, todo lo que necesita; sea un observador participante, involúcrese y siéntase responsable de los que están a su alrededor y eduque a los demás vecinos respecto a estas simples medidas.

Si algo hemos aprendido en todo este tiempo es que el esfuerzo y cuidado colectivo es lo único que nos va a proteger. Ánimo vecinos, juntos podemos sortear con éxito este pick de la enfermedad.

Enf. Mg. Consuelo Valencia Aravena.
Enfermera Complejo Asistencial “Dr. Víctor Ríos Ruiz” de Los Ángeles
Miembro del Colegio de Enfermeras de Chile

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *