Desde Nacimiento al Sur de Chile: El nacimentano que participo en la creación del Santuario Meullín-Puye

Ex estudiante de Los Ángeles y Biólogo de profesión, Carlos Mendoza es el actual Director ejecutivo de la Fundación Kreen y uno de los impulsores del resguardo de 29 mil hectáreas en la cuenca del río Cuervo.

Durante el último capítulo de Innovando y Hablando tuvimos el placer de conversar con él, quien nos contó haber sido ex alumno del Liceo Industrial de Los Ángeles y posteriormente de la Universidad Católica de Temuco. Procesos formativos que lo llevaron a observar su alrededor y las perturbaciones ambientales que tuvieron a lo largo de los años.

“Hay una homogeneización del paisaje en torno a los monocultivos, eso también va inspirando un poco la búsqueda del camino de mantener en el tiempo lo que tenemos”, señala Carlos.

Actualmente se encuentra radicado en Santiago trabajando para la fundación Kreen, cuyo objetivo es obrar desde la ciencia y las comunidades en torno a la conservación de los ambientes de la patagonia, además, tiene bajo su administración el santuario de la naturaleza de Meullín-Puye ubicado en la región de Aysén. 

Luego de que cambiara el paradigma energético en chile, quedaron grandes predios en la patagonia a la venta y ahí aparece la fundación Kreen, quien adquirió este terreno y en agosto del presente año consiguió la aprobación oficial para reconocer esta parte de aysén como tierra protegida. Hoy en día su labor es trabajar para caracterizar cuales son los objetos de conservación para mantener el desarrollo y cuidado de las especies del lugar.

En relación a esto, Mendoza destacó el trabajo colaborativo en conjunto con la comunidad “La conservación no se hace sola, creemos firmemente que el trabajo con la comunidad es el paso importante para poder ser exitoso en este camino” así mismo, recalcó la importancia de bajar la información de forma correcta y en un lenguaje simple que permita una mejor comunicación y un empoderamiento de estas comunidades aledañas.

Para finalizar, el biólogo comentó cómo la consolidación de un territorio genera oportunidades de negocio y beneficia también al turismo de la zona, al mismo tiempo que construye una consciencia colectiva de conservación, “todos ganamos, todos trabajamos juntos y además mantenemos los ecosistemas de la patagonia lo más prístinos posible para las futuras generaciones, que es lo que nos interesa”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *